Pasa y quédate

Perdona que haya tardado tanto en dejarte pasar. Antes de ti hubo otros que lo dejaron todo hecho un desastre. Pusieron la casa patas arriba y encima se largaron sin ayudar a recoger, sin ni siquiera hacer amago alguno de intentar arreglar los desperfectos, los muy maleducados. Tú, en cambio, entraste de forma sigilosa, sin hacer demasiado ruido,Sigue leyendo “Pasa y quédate”

Dormida

Abrió los ojos de golpe con el ruido de la puerta principal al cerrarse. El otro lado de la cama estaba vacío, como todas las otras ocasiones en las que habían pasado la noche juntos. Pero esta vez se había hecho la dormida. Con un ojo medio abierto, había visto cómo buscaba los calzoncillos porSigue leyendo “Dormida”

Reencuentro

Abrió tanto los ojos que parecía que se le iban a salir de la cara. Se los frotó y volvió a mirar. Quizás se había equivocado. No. Efectivamente, era ella. Con su larga cabellera rubia. Los ojos castaños, brillantes y profundos, la nariz respingona, con pecas y un ligero toque rojizo por el sol. Y susSigue leyendo “Reencuentro”

Como una película

Le gustaba imaginar su vida como una película. Cada paso que daba y movimiento que hacía iba al compás de una banda sonora imaginaria. Miradas lánguidas junto al cristal, suspiros delicados, gestos lentos y perfectamente estudiados. Frases cargadas de intensidad como pie de foto en Instagram. Siempre con ese aire taciturno que tanto atraía aSigue leyendo “Como una película”

En el metro de Madrid

Siempre se le había dado bien leer a la gente. Era algo que podía considerar como un don o una maldición a partes iguales, ya que a veces le bastaba una mirada para descifrar cosas que preferiría no haber sabido. La pareja que tenía enfrente había discutido hacía poco. Lo sabía porque ella aún teníaSigue leyendo “En el metro de Madrid”