No me gustas

Si fuera tan fácil pronunciar esas tres palabras. Si se pudiera decir claramente, de buen rollo, como personas adultas: “oye, es que no me gustas”. Sería tan sencillo. Ya… Ahora imagina frente a ti un rostro apenado y unos ojos tristes mirándote con decepción, mientras das una patada a sus ilusiones y con un toqueSigue leyendo “No me gustas”

En el metro de Madrid

Siempre se le había dado bien leer a la gente. Era algo que podía considerar como un don o una maldición a partes iguales, ya que a veces le bastaba una mirada para descifrar cosas que preferiría no haber sabido. La pareja que tenía enfrente había discutido hacía poco. Lo sabía porque ella aún teníaSigue leyendo “En el metro de Madrid”

#Desamor 2.0

Ya nunca me das ‘like’. Ya no me pones ese monito tapándose los ojos, ni la carita lanzando un beso con un corazón. Ya solo me mandas, y a duras penas, ese puto emoticono que guiña un ojo, como si estuvieras dándome una palmadita en la espalda. ¿Qué me quieres decir con eso? Todo el mundoSigue leyendo “#Desamor 2.0”