Pasa y quédate

Perdona que haya tardado tanto en dejarte pasar. Antes de ti hubo otros que lo dejaron todo hecho un desastre. Pusieron la casa patas arriba y encima se largaron sin ayudar a recoger, sin ni siquiera hacer amago alguno de intentar arreglar los desperfectos, los muy maleducados. Tú, en cambio, entraste de forma sigilosa, sin hacer demasiado ruido,Sigue leyendo “Pasa y quédate”

#Desamor 2.0

Ya nunca me das ‘like’. Ya no me pones ese monito tapándose los ojos, ni la carita lanzando un beso con un corazón. Ya solo me mandas, y a duras penas, ese puto emoticono que guiña un ojo, como si estuvieras dándome una palmadita en la espalda. ¿Qué me quieres decir con eso? Todo el mundoSigue leyendo “#Desamor 2.0”

#reflexionesenladucha: los ex y los champús

Recaer repetidas veces con tu ex es bastante parecido a no querer tirar nunca ese bote vacío de champú que tienes en la ducha. Cada vez que vas a lavarte el pelo lo coges, aun a sabiendas de que ya se ha terminado. Y lo aprietas. Lo aprietas bien fuerte, porque tienes la seguridad de que aúnSigue leyendo “#reflexionesenladucha: los ex y los champús”

Imperfecciones

Me encanta tu boca. Esa manera que tienes de sonreír, así, tan tuya, torciendo ligeramente los labios hacia un lado. Inconfundible. Y el sonido que sale de ella cuando algo te hace gracia, como una cascada, pues si algo te define es tu carácter risueño. También adoro tu humor ácido, esas frases geniales que sueltas enSigue leyendo “Imperfecciones”

Había una vez…

Eh, tú. Sí, tú. Deja de mirar al pasado y atiéndeme. Es hora de borrar esas conversaciones de whatsapp que no paras de releer una y otra vez esperando encontrar un tesoro entre líneas. Es hora de dejar de repasar todas esas fotografías, de analizar situaciones y detalles, de buscar respuesta a los porqués. ASigue leyendo “Había una vez…”