Hoy es uno de esos días

Hoy es uno de esos días en los que odias al mundo. O mejor dicho, en los que el mundo te odia a ti. No tienes muy claro el por qué, pero desde que te has despertado –con el pie izquierdo, por supuesto, a no ser que seas zurdo/a– lo has tenido muy claro. Quizás…