Dormida

Abrió los ojos de golpe con el ruido de la puerta principal al cerrarse. El otro lado de la cama estaba vacío, como todas las otras ocasiones en las que habían pasado la noche juntos. Pero esta vez se había hecho la dormida. Con un ojo medio abierto, había visto cómo buscaba los calzoncillos porSigue leyendo “Dormida”

No te rayes, tía

– No te rayes, tía me dijiste, ante mi rostro lleno de lágrimas, mi corazón hecho trizas, los kleenex esparcidos por la habitación, y un nuevo desamor que apuntar en mi lista.   – No te rayes, tía te atreviste a decirme, mientras mirabas el whatsapp, tecleabas y sonreías, a tu próxima cita de Tinder.Sigue leyendo “No te rayes, tía”

Walk away

Mini-saga de cincuenta palabras. Corría tanto como le permitían sus pies. Escapaba de nuevo, sin atreverse a mirar atrás para evitar la tentación de regresar. Sin un destino, borrando sus huellas, con sus ojos verdes clavados hacia el frente, hasta que algo en el camino le hiciera detenerse. Para volver a escapar… O no. SilviaSigue leyendo “Walk away”