Obrigada

Hay personas que en un principio no te llaman la atención, pero de repente, sin comerlo ni beberlo… chas, te enamoran. No sabes qué tiene, porque tampoco es nada del otro mundo. No sabes si será su voz, esa labia con la que se mete a cualquiera en el bolsillo, el sonido de su risa…