No me gustas

Si fuera tan fácil pronunciar esas tres palabras. Si se pudiera decir claramente, de buen rollo, como personas adultas: “oye, es que no me gustas”. Sería tan sencillo. Ya… Ahora imagina frente a ti un rostro apenado y unos ojos tristes mirándote con decepción, mientras das una patada a sus ilusiones y con un toqueSigue leyendo «No me gustas»

De citas IV

Tenía la nariz congelada. Y no es que fuera uno de esos días especialmente fríos, pero su nariz parecía siempre un cubito de hielo. Ese hielo de más que solía quitar a los cubatas para evitar el dolor de garganta al día siguiente. Diciembre se había marchado tal y como había llegado: sin avisar. HabíaSigue leyendo «De citas IV»

#Desamor 2.0

Ya nunca me das ‘like’. Ya no me pones ese monito tapándose los ojos, ni la carita lanzando un beso con un corazón. Ya solo me mandas, y a duras penas, ese puto emoticono que guiña un ojo, como si estuvieras dándome una palmadita en la espalda. ¿Qué me quieres decir con eso? Todo el mundoSigue leyendo «#Desamor 2.0»

Las cosas sencillas

Cansada de tantas complicaciones, de no saber descifrar pensamientos que parecen jeroglíficos de una pirámide egipcia, de medir las palabras para no hacer estallar al volcán, de no mostrar mis cartas por si tú decides terminar la partida… Al fin me declaro en huelga contra el caos y apuesto por las cosas sencillas. Como aquellaSigue leyendo «Las cosas sencillas»