Madrid

No han salido las cosas como esperabas. Es más, te has llevado tal sacudida que quizás todavía estés recomponiendo las partes de ti que habían quedado esparcidas por el suelo. Aún hoy te encuentras de vez en cuando algún fragmento que creías perdido, teniendo que recogerlo a riesgo de recibir empujones en plena Gran Vía.Sigue leyendo «Madrid»

De citas II

Acababa de pedirse un café cuando escuchó la puerta de la cafetería abrirse. Era él y estaba empapado. Nunca llevaba paraguas. Llevaban viéndose el tiempo suficiente como para no tener que dudar cómo debían saludarse esta vez, así que se dieron un beso en los labios y él pidió otro café. Se conocieron meses antes en laSigue leyendo «De citas II»

Yo a esto no juego

En línea Nunca entendió ese juego estúpido de tener que mostrar lo contrario de lo que sentía. Nunca se le dio bien actuar. – ¿Entonces no le hablo? – Espera a que lo haga él. Suspiró y dejó el móvil en la mesa. Se conocieron en la fiesta de cumpleaños de una compañera de trabajo.Sigue leyendo «Yo a esto no juego»

Huele a Camden Town

El otro día, después de esquivar a varios captadores de ONGs, mientras iba por la calle de Carretas identifiqué algo que no pasó desapercibido para mis fosas nasales. Era un olor familiar que me recordó al post de Manual de un buen vividor en el que un punto exacto del metro de Gran Vía, concretamente una baldosa,Sigue leyendo «Huele a Camden Town»

Sabías a lo que venías

Artículo para The Idealist. No me mires con esa cara. Sabías a lo que venías. Te lo dejé claro desde un principio. Que estoy muy bien así, que no quiero complicarme, que yo no soy de poner etiquetas a las cosas. Que por qué estropearlo con un mañana cuando podemos disfrutar del hoy. Te loSigue leyendo «Sabías a lo que venías»

Y suena esa canción

No sé qué haríamos sin música. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, pequeñas piezas van componiendo la banda sonora de nuestra vida. Como un buen amigo, están con nosotros en los mejores y en los peores momentos, a diario nos acompañan a clase y al trabajo, combinadas con breves silencios y la emociónSigue leyendo «Y suena esa canción»