Querer

el

Hay muchas formas de querer. Hay gente que quiere mucho –y no por eso mejor–, gente que quiere en voz alta, otros que lo hacen bajito. Los hay que quieren solo por la boca (no te preocupes, aprenderás a identificarlos) y, en el lado contrario, los que quieren tanto que se quedan sin palabras. Los hay que quieren a alguien, y los que no quieren estar solos. Están los que se quieren demasiado, y los que no se quieren ni a sí mismos. También los que te quieren con todo el equipo, sin fisuras, y aquellos que seleccionan lo que quieren de ti. Ah, y los que aman, pero no todos pueden con tanta intensidad.

Después están los queridos. Algunos se conforman con las migajas, sin darse cuenta de que así solamente pueden sobrevivir, pero no alimentarse. Otros, en cambio, son tan exigentes que nada les parece suficiente, siempre quieren más, y no son capaces de valorar lo que reciben. Constantemente hambrientos. Insaciables.

Pero, ¿qué es querer? No hay una fórmula exacta, pero es mucho más fácil de lo que creemos.

Es no dormirse tranquilo hasta saber que ha llegado bien.

Es afrontar los cambios.

Es saber pasar tiempo solo.

Y desear compartirlo.

Silvia Resola.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Hermoso!, felicidades, un abrazo.

  2. kal-el dice:

    Eres grandiosa!!! Bravo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s