#reflexionesenladucha: los ex y los champús

Recaer repetidas veces con tu ex es bastante parecido a no querer tirar nunca ese bote vacío de champú que tienes en la ducha. Cada vez que vas a lavarte el pelo lo coges, aun a sabiendas de que ya se ha terminado. Y lo aprietas. Lo aprietas bien fuerte, porque tienes la seguridad de que aún queda algo.

Y lo sencillo que sería tirarlo y comprar uno nuevo, ¿verdad?

Pero no. Todavía no. Con lo que queda te da todavía para dos o tres lavados. Y cada día, al poner un pie en el frío y húmedo suelo de la ducha, te encuentras ese bote vacío, con la pegatina medio despegada y las letras borradas. Y aunque sabes que llegará un momento en el que tengas que desprenderte de él, vuelves a cogerlo y a estrujarlo con todas tus fuerzas esperando que aún salga un poquito más de champú. Cada vez tienes que emplear más esfuerzo para conseguir una mínima parte de lo que te daba cuando estaba lleno. Y cada vez te deja el pelo peor.

Hasta que un día, y por mucho que te hayas empeñado, ya no sale nada.

Y, al final, con el pelo mojado y la toalla envolviendo tu cuerpo, te acercas a la basura y lo tiras con rabia.

¿Qué esperabas?

Llevaba mucho tiempo vacío.

Anda, baja al súper y cómprate uno nuevo.

Y otro más. Que hay dos por uno.

Silvia Resola.
@silresola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s