El hombre del mañana

A veces, tener un pequeño espacio donde escribir y publicar te da la posibilidad de dejar que sea otra persona la que se exprese, y esta es una de ellas:

¡Ding,ding,ding!

¡Suena la campana! ¡Final del asalto!

Termina el combate.  Ya puedes levantarte… ¡si es que eres capaz! Menuda paliza te acaban de dar, amigo. Y ahí sigues tú, como si una parte de ti supiera que aún te queda mucho más por recibir.

Rumores tras rumores te han ido reventando por dentro como si se tratase de los puños del mismísimo Mike Tyson.

 – Ya no te quiere…

– Fijo que está con otro.

– Se va allí por él… 

– No volverá.

Noticia tras noticia tú has preferido quedarte con la peor parte, haciéndote el máximo daño posible – ¿Quién mejor que tú mismo para flagelarte?– y cuando crees que, después de todo, al fin te estás alzando, otra noticia te golpea y vuelves al suelo de nuevo.

Ja. Te creías indestructible y te han reventado, amigo.  No te reconoces, y lo peor de todo, no te reconocen. Pero es que a parte de indestructible, amabas, eras feliz. Pero ya no.

Y mientras a duras penas intentas levantarte piensas que quizá tanta hostia realmente no te esté destrozando tanto como crees.

Quizá este sufrimiento te esté convirtiendo de verdad en indestructible.

Quizá te esté transformando en El hombre del mañana.

The Man of Steel.

superman

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Caro chan dice:

    Cuanta verdad resumida…Acero para barcos está recubriendo ya mi corazón ❤

    Chuuuuu!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s