Keep on dreaming

Hace un año, en un intento de aclarar ideas y ordenar recuerdos, me puse delante de una hoja en blanco y dejé que las palabras salieran solas. Porque a veces eso no cura, pero alivia.

Después descubrí que no solo aliviaba, sino que también enganchaba. Crear historias que aparecen en tu mente en mitad de un vagón de metro, frente a un café o en un paseo por una ciudad, la que sea. Vaciar de vez en cuando tu cabeza llena de anécdotas, de pensamientos, de imágenes, de calles y edificios; verterlo todo en un lugar que te permita volver a verlo todo, a olerlo, a tocarlo y a sentirlo.

shoreditch-grind1

Hace un año comencé I’m gonna dream escribiendo sobre el sol madrileño desde una cafetería londinense, con el portátil y un latte en la mesa –muy bohemia yo-, casi llegando tarde a clase de inglés por la impaciencia de querer tenerlo publicado en ese preciso momento, como cada vez que se me mete algo entre ceja y ceja. Y en un abrir y cerrar de ojos han pasado doce meses desde ese día.

Viajes, experiencias, despedidas, reencuentros, cambios y nuevas rutinas. Plantearte otra vez si estás tomando el camino correcto. Should I stay or should I go, esa pregunta que siempre está en tu cabeza. Casi sin darme cuenta he ido llenando este espacio de recuerdos y de historias menos a menudo de lo que me gustaría, pero satisfecha por poner cada vez un granito más de arena.

Porque a veces eso no cura la nostalgia, pero alivia.

Silvia Resola.

 

So… Happy birthday I’m gonna dream!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s